Abanico decorativo imitación nácar

Sobre una lámina de acetato de imitación nácar, se transfiere el dibujo elegido.

Con una segueta (sierra pequeñita en la que se sujeta por los extremos un  “pelo” de acero), se va serrando el acetato haciendo los vacíos que van formando el dibujo del abanico.

Finalmente después de lijar los cortes, se pule.

 

Post Relacionados

Se avecinan novedades!

¿Te interesan las artes decorativas? Pues has llegado al sitio adecuado. En mi blog, podrás aprender con las muchas y variadas técnicas que de forma

Leer mas »